Friday, February 1, 2008

Alma en Pena



A fuerza de quererte
me he convertido, amor, en alma en pena.

¿Por qué, Fuensanta mía,
si mi pasión de ayer está ya muerta
y en tu rostro se anuncian los estragos
de la vejez temida que se acerca,
tu boca es una invitación al beso
como lo fue en lejanas primaveras?

Es que mi desencanto nada puede
contra mi condición de ánima en pena
si a pesar de tus párpados exangües
y las blancuras de tu faz anémica,
aun se tiñen tus labios
con el color sangriento de las fresas.

A fuerza de quererte
me he convertido, amor, en alma en pena,
y con el candor angélico de tu alma
seré una sombra eterna.

Ramón López Velarde.

2 comments:

Abril said...

Gracias por todo Belinda.

Para mi seria un placer verme reflejada en una de tus obras, es una de las cosas mas bonitas y sinceras que me han ofrecido en mi vida.
A veces la complicidad y la admiración nacen de detalles muy pequeños, pero creeme, mi admiración por ti y todo lo que pintas es enorme.

Besos

Kim said...

Belinda, she gives us so much to think about. Is she sleeping? Is she crying? Lovely!